Objeto del impuesto icon

Objeto del impuesto

Реклама:



Download 145.89 Kb.
TitleObjeto del impuesto
Page1/3
Date conversion13.01.2013
Size145.89 Kb.
TypeDocuments
Source
  1   2   3

Impuesto a las Ganancias – Objeto del impuesto

OBJETO DEL IMPUESTO





  1. INTRODUCCIÓN


Opina Villegas1, que el hecho imponible como hipótesis legal condicionante tributaria, puede describir hechos o situaciones ajenos a toda actividad o gasto estatal (impuestos), o consistir en una actividad administrativa o jurisdiccional (tasas), o en un beneficio derivado de una actividad o gasto del Estado (contribuciones especiales).


El acaecimiento de la hipótesis legal condicionante en el mundo fenoménico en forma empíricamente verificable, trae como principal consecuencia, la potencial obligación de una persona a pagar un tributo al Fisco.


La mencionada hipótesis legal condicionante tributaria, denominada “hecho imponible”, debe estar descrita por la norma en forma completa para permitir conocer con certeza cuáles hechos o situaciones engendran potenciales obligaciones tributarias sustanciales.


En tal sentido afirma el autor, que la creación normativa de un tributo implica que su hecho imponible debe contener los siguientes elementos:


  1. Descripción objetiva de un hecho o situación (aspecto material).




  1. Los datos necesarios para individualizar a la persona que debe “realizar” el hecho o “encuadrarse” en la situación en que objetivamente fueron descriptos (aspecto personal).




  1. El momento en que debe configurarse o tenerse por configurada la “realización” del hecho imponible (aspecto temporal).




  1. El lugar donde debe acaecer o tenerse por acaecida la “realización” del hecho imponible (aspecto espacial).


Definir el objeto de un impuesto implica establecer el aspecto material del hecho imponible.


En tal sentido, el aspecto material del hecho imponible consiste en la descripción objetiva del hecho concreto que el destinatario legal tributario realiza o la situación en que el destinatario legal tributario se halla o a cuyo respecto se produce.


El impuesto a las ganancias es considerado un gravamen de carácter personal y en tal sentido, el legislador ha puesto en evidencia la persona del contribuyente al lado del aspecto material del hecho imponible.


La definición del objeto del impuesto está planteada en los artículos 1º y 2º del texto legal.
^



  1. RELACIÓN DEL OBJETO CON LOS SUJETOS DEL IMPUESTO


La Ley de Impuesto a las Ganancias grava las rentas obtenidas por los sujetos pasivos del impuesto.


Dentro de los sujetos pasivos del impuesto encontramos a las personas de existencia visible (personas físicas) y a las personas de existencia ideal (sociedades de capital y sucesiones indivisas).



Personas de

Existencia

VISIBLE

Personas físicas


IDEAL


Sociedades de capital

Sucesiones indivisas



A efectos de definir la localización de las rentas obtenidas por los mencionados sujetos, la ley establece que los sujetos residentes en el país, tributarán sobre la totalidad de sus ganancias obtenidas en el país o en el exterior, pudiendo computar como pago a cuenta del impuesto determinado, las sumas efectivamente abonadas sobre sus actividades en el extranjero por gravámenes análogos, hasta el límite del incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de la ganancia obtenida en el exterior.


Esto implica que el contribuyente tendrá que efectuar una primera liquidación del impuesto sin incluir las rentas del exterior y luego, una segunda liquidación incluyendo las mencionadas rentas.


El incremento que sufra la obligación tributaria por la incorporación de las rentas del exterior opera entonces como límite hasta el cual se podrá computar como pago a cuenta del impuesto determinado en nuestro país, el impuesto pagado en el exterior por la obtención de rentas en el extranjero.

 

Por otra parte los sujetos no residentes en el país tributan exclusivamente sobre sus ganancias de fuente argentina.



GANANCIAS

^ QUE ALCANZA Y GRAVA EL ESTADO ARGENTINO

RESIDENTES

EN EL PAIS

Ganancias del país


Ganancias del exterior (con cómputo del pago a cuenta por gravámenes análogos abonados

en el exterior)


^ NO

RESIDENTES


EN EL PAIS

Ganancias de fuente

argentina




    1. Concepto de Residencia



La Ley de Impuesto a las Ganancias define quienes son residentes en el país:


  1. Las personas de existencia visible de nacionalidad argentina, nativas o naturalizadas, excepto las que hayan perdido la condición de residentes.




  1. Las personas de existencia visible de nacionalidad extranjera que hayan obtenido su residencia permanente en el país o que, sin haberla obtenido, hayan permanecido en el mismo con autorizaciones temporarias otorgadas de acuerdo con las disposiciones vigentes en materia de migraciones, durante un período de 12 meses, supuesto en el que las ausencias temporarias que se ajusten a los plazos y condiciones que al respecto establezca la reglamentación, no interrumpirán la continuidad de la permanencia2.


No obstante lo dispuesto en el párrafo precedente, las personas que no hubieran obtenido la residencia permanente en el país y cuya estadía en el mismo obedezca a causas que no impliquen una intención de permanencia habitual, podrán acreditar las razones que la motivaron en el plazo, forma y condiciones que establezca la reglamentación3.


  1. Las sucesiones indivisas en las que el causante, a la fecha de fallecimiento, revistiera la condición de residente en el país de acuerdo con lo dispuesto en los incisos anteriores.

 

  1. Los sujetos comprendidos en el inciso a) del artículo 69.




  1. Las sociedades y empresas o explotaciones unipersonales, constituidas o ubicadas en el país, incluidas en el inciso b) y en el último párrafo del artículo 49, al solo efecto de la atribución de sus resultados impositivos a los dueños o socios que revistan la condición de residentes en el país, de acuerdo con lo dispuesto en los puntos precedentes.


Cuando tales sociedades atribuyan ganancias a socios no residentes en el país, éstas recibirán el tratamiento previsto en el Título V de la ley.4

Tratándose de empresas y explotaciones unipersonales cuyo titular fuera no residente, serán de aplicación las normas establecidas en el artículo 69, inciso b), de la ley.5

 

  1. Los fideicomisos regidos por la Ley Nº 24.441 y los Fondos Comunes de Inversión comprendidos en el segundo párrafo del artículo 1º de la Ley Nº 24.083 y su modificatoria, a efectos del cumplimiento de las obligaciones impuestas al fiduciario y a las sociedades gerentes, respectivamente, en su carácter de administradores de patrimonio ajeno y, en el caso de fideicomisos no financieros regidos por la primera de las leyes mencionadas, a los fines de la atribución al fiduciante beneficiario, de resultados e impuesto ingresado, cuando así procediera.


 

IMPORTANTE

  • La adquisición de la condición de residente permanente en el país para las personas de existencia visible de nacionalidad extranjera, causará efecto a partir de la iniciación del mes inmediato subsiguiente a aquel en el que se hubiera obtenido o en el que se hubiera cumplido el plazo establecido para que se configure la adquisición de la condición de residente.




  • Los establecimientos estables comprendidos en el inciso b) del primer párrafo del artículo 69 tienen la condición de residentes a los fines de la ley y, en virtud de ello, quedan sujetos a las normas de la misma por sus ganancias de fuente extranjera.







      1. ^ Pérdida de la condición de residente


Las personas de existencia visible que revistan la condición de residentes en el país, la perderán cuando adquieran la condición de residentes permanentes en un Estado extranjero, según las disposiciones que rijan en el mismo en materia de migraciones o cuando, no habiéndose producido esa adquisición con anterioridad, permanezcan en forma continuada en el exterior durante un período de doce (12) meses, caso en el que las presencias temporales en el país que se ajusten a los plazos y condiciones que al respecto se establezcan vía reglamentaria no interrumpirán la continuidad de la permanencia.6


La duración de las presencias temporales en el país se establecerán computando los días transcurridos desde el inmediato siguiente a aquél en que se produjo el ingreso al país hasta aquél en el que tenga lugar el egreso del mismo, inclusive.


En el supuesto de permanencia continuada en el exterior, las personas que se encuentren ausentes del país por causas que no impliquen la intención de permanecer en el extranjero de manera habitual, podrán acreditar dicha circunstancia ante la Administración Federal de Ingresos Públicos.


La pérdida de la condición de residente causará efecto a partir del primer día del mes inmediato subsiguiente a aquél en el que se hubiera adquirido la residencia permanente en un Estado extranjero o se hubiera cumplido el período que determina la pérdida de la condición de residente en el país, según corresponda.

 


        1. ^ Acreditación de la pérdida de la condición de residente


Cuando la pérdida de la condición de residente se produzca antes que las personas se ausenten del país, las mismas deberán acreditar ante la Administración Federal de Ingresos Públicos la adquisición de la condición de residente en un país extranjero y el cumplimiento de las obligaciones correspondientes a las ganancias de fuente argentina y extranjera obtenidas en la fracción del período fiscal transcurrida desde su inicio y la finalización del mes siguiente a aquel en el que se hubiera adquirido la residencia en el exterior, así como por las ganancias de esas fuentes imputables a los períodos fiscales no prescriptos que determine el citado organismo.


En cambio, si la pérdida de la condición de residente se produjera después que las personas se ausenten del país, la acreditación concerniente a esa pérdida y a las causas que la determinaron, así como la relativa al cumplimiento de las obligaciones a que se refiere el párrafo anterior, considerando en este supuesto la fracción del período fiscal transcurrida desde su inicio hasta la finalización del mes siguiente a aquel en el que se produjo la pérdida de aquella condición, deberán efectuarse ante el consulado argentino del país en el que dichas personas se encuentren al producirse esa pérdida, acreditación que deberá ser comunicada por el referido consulado a la Administración Federal de Ingresos Públicos.


El cumplimiento de las obligaciones establecidas en los párrafos precedentes, no liberará a las personas comprendidas en los mismos de su responsabilidad por las diferencias de impuestos que pudieran determinarse por períodos anteriores a aquel en el que cause efecto la pérdida de la condición de residente o por la fracción del año fiscal transcurrida hasta que opere dicho efecto.



        1. ^ Solicitud de cancelación de inscripción. Plan de facilidades de pago vigente


En un interesante pronunciamiento, la Administración Federal de Ingresos Públicos consideró que no corresponde otorgar la baja en la inscripción a un responsable que, si bien ha perdido su condición de residente en el país, se halla acogido a un plan de pagos con cuotas pendientes de ingreso7.



        1. ^ Pérdida de la condición de residente. Tratamiento como beneficiario del exterior


Las personas de existencia visible que hubieran perdido la condición de residente, revestirán desde el día en que cause efecto esa pérdida, el carácter de beneficiarios del exterior respecto de las ganancias de fuente argentina que obtengan a partir de ese día inclusive, quedando sujetas a las disposiciones del título V de la ley, a cuyo efecto deberán comunicar ese cambio de residencia o, en su caso, la pérdida de la condición de residente en el país, a los correspondientes agentes de retención.


Las retenciones que pudieran haberse omitido con anterioridad a la comunicación del cambio de residencia, deberán practicarse al realizar futuros pagos y en caso de no ser posible, tal circunstancia deberá comunicarse a la Administración Federal de Ingresos Públicos.


      1. ^ Doble residencia


Cuando las personas de existencia visible, que habiendo obtenido la residencia permanente en un Estado extranjero o habiendo perdido la condición de residentes en la República Argentina fueran consideradas residentes por otro país a los efectos tributarios, continúen residiendo de hecho en el territorio nacional o reingresen al mismo a fin de permanecer en él, se considerará que tales personas son residentes en el país de acuerdo a los siguientes parámetros:


  • Cuando mantengan su vivienda permanente en la República Argentina.




  • Si mantienen vivienda permanente en el país y en el Estado que les otorgó la residencia permanente o que los considera residentes a los efectos tributarios, si su centro de intereses vitales se ubica en el territorio nacional.




  • De no poder determinarse la ubicación del centro de intereses vitales, si habitan en forma habitual en la República Argentina, condición que se considerará cumplida si permanecieran en ella durante más tiempo que en el Estado extranjero que les otorgó la residencia permanente o que los considera residentes a los efectos tributarios, durante el año calendario.




  • Si durante el año calendario permanecieran igual tiempo en el país y en el Estado extranjero que les otorgó la residencia o los considera residentes a los efectos tributarios, cuando sean de nacionalidad argentina.




        1. Definición de los conceptos vertidos en el apartado anterior


A los efectos de llevar a cabo una interpretación de lo expuesto en la norma legal, el Fisco8 definió los conceptos vertidos de la siguiente manera:


  1. Vivienda permanente: el recinto apto para morada que, en forma continuada, se mantiene efectivamente utilizado o disponible para la finalidad principal de habitación, con prescindencia del título jurídico bajo el cual se lo afecte o se lo tenga a disposición.

La mencionada caracterización resulta comprensiva de la vivienda que es destinada accesoriamente al desarrollo de actividades productivas.


  1. Centro de intereses vitales: el lugar situado en un territorio nacional en el cual la persona de existencia visible mantiene sus relaciones personales y económicas más estrechas, las que deben ser consideradas en forma conjunta. En caso de que dichas relaciones estuvieran en diferentes estados, se otorgará preeminencia a las relaciones personales.




      1. ^ Sujetos que habitan en el país en forma permanente pero que no son considerados residentes


No revisten la calidad de residentes en el país:

  1. Los miembros de misiones diplomáticas y consulares de países extranjeros en la Republica Argentina y su personal técnico y administrativo de nacionalidad extranjera que al tiempo de su contratación no revistieran la condición de residentes en el país de acuerdo con lo dispuesto en el inciso b) del artículo 119, así como los familiares que no posean esa condición que los acompañen.

  2. Los representantes y agentes que actúen en Organismos Internacionales de los que la Nación sea parte y desarrollen sus actividades en el país, cuando sean de nacionalidad extranjera y no deban considerarse residentes en el país según lo establecido en el inciso b) del artículo 119 al iniciar dichas actividades, así como los familiares que no revistan la condición de residentes en el país que los acompañen.

  3. Las personas de existencia visible de nacionalidad extranjera cuya presencia en el país resulte determinada por razones de índole laboral debidamente acreditadas, que requieran su permanencia en la República Argentina por un período que no supere los cinco (5) años, así como los familiares que no revistan la condición de residentes en el país que los acompañen.

  4. Las personas de existencia visible de nacionalidad extranjera, que ingresen al país con autorizaciones temporarias otorgadas de acuerdo con las normas vigentes en materia de migraciones, con la finalidad de cursar en el país estudios secundarios, terciarios, universitarios o de posgrado, en establecimientos oficiales o reconocidos oficialmente, o la de realizar trabajos de investigación recibiendo como única retribución becas o asignaciones similares, en tanto mantengan la autorización temporaria otorgada a tales efectos.


Respecto de sus ganancias de fuente argentina los sujetos comprendidos en este apartado se regirán por las disposiciones de la ley y su reglamentación que resulten aplicables a los residentes en el país.



      1. ^ Residentes precarios. Solicitud de la CUIT


La AFIP definió en el Dictamen 103/20019 que podrá otorgarse la clave única de identificación Tributaria (CUIT) a un extranjero residente, inclusive con una "residencia precaria", aún en el supuesto de que en el certificado emitido por la Dirección Nacional de Migraciones no se lo habilite a trabajar en el país y que no tenga la obligación impositiva o previsional de inscribirse.


En tal sentido, el citado dictamen reglamenta el procedimiento que deben adoptar los mencionados sujetos para obtener dicha clave.



    1. ^ Ganancias de fuente argentina


El concepto de ganancias de fuente argentina se encuentra definido en el artículo 5º del texto legal.


En tal sentido, encontramos aquellas rentas que provienen de bienes situados, colocados o utilizados económicamente en la República, de la realización en el territorio de la Nación de cualquier acto o actividad susceptible de producir beneficios, o de hechos ocurridos dentro del límite de la misma, sin tener en cuenta nacionalidad, domicilio o residencia del titular o de las partes que intervengan en las operaciones, ni el lugar de celebración de los contratos.


El análisis pormenorizado de este tema será realizado en el capítulo que hemos destinado a tal efecto dentro de esta obra.



  1. ^ CONCEPTO DE GANANCIA IMPONIBLE



La Ley de Impuesto a las Ganancias adopta, como criterio definicional de renta, la Teoría de la Fuente o de la Renta Producto, para las personas físicas y sucesiones indivisas, y la Teoría del Balance o de la Renta Ingreso, para las sociedades, empresas y explotaciones unipersonales, con ciertas excepciones.



    1. ^ Personas físicas y sucesiones indivisas


Para estos sujetos se define la renta, tal como hemos mencionado precedentemente, de acuerdo con la Teoría de la Fuente, es decir que se considera renta a los beneficios que reunen determinadas condiciones que posibilitan su reproducción en virtud del mantenimiento del capital fuente del cual provienen.


Para García Belsunce10, en este caso el impuesto sólo debe alcanzar los beneficios cuando cumplan ciertos requisitos, a saber:


  1. Debe tratarse de riqueza material nueva expresada en dinero o en bienes, siempre que estos últimos puedan valuarse en moneda.




  1. Esa riqueza material nueva debe derivar de una fuente productiva constituida por bienes materiales o la actividad personal del hombre.




  1. La fuente debe subsistir al acto de producir riqueza material nueva.




  1. La existencia de una fuente y la potencial periodicidad de la riqueza nueva material de ella resultante debe ser la consecuencia de la habilitación de la primera hacia su objetivo.




      1. Definición legal


La ley define en el artículo 2º, apartado 1º, que son ganancias alcanzadas los rendimientos, rentas o enriquecimientos susceptibles de:


  • una periodicidad

  • la permanencia de la fuente que los produce

  • su habilitación


Por ello, si una persona física obtiene una ganancia que no reúna tales características, en principio no está gravada por el impuesto.


Se dice “en principio” ya que pueden existir determinadas ganancias obtenidas por estos sujetos, que si bien no cumplen con los requisitos enumerados precedentemente igualmente se encuentran dentro del ámbito de imposición del gravamen al estar taxativamente incluidas dentro del marco de alguna de las categorías de renta incluídas en el texto legal.


Al respecto, cabe mencionar que en el primer párrafo del artículo 2º de la ley se expresa textualmente:


A los efectos de esta ley son ganancias, sin perjuicio de lo dispuesto especialmente en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas”


Esto implica, por ejemplo, que si una persona física no habitualista vende una patente de invención de su propiedad obteniendo una ganancia, no obstante extinguirse la fuente productora de renta, la misma estará alcanzada por el hecho de que esa renta se encuentra definida dentro de las rentas de la segunda categoría, en el artículo 45 inciso h) del texto legal.



      1. ^ Periodicidad, permanencia de la fuente y habilitación. Conceptualización


No obstante lo expresado hasta este momento, debemos manifestar que ofrece inconvenientes definir para una persona física si la generación de una renta se encuentra sujeta a impuesto a la luz de la teoría de la fuente.


En relación con el tema debe definirse lo que se entiende por “profesión habitual”.


        1. ^ Concepto de habitualidad o periodicidad


La doctrina11 ha utilizado distintos elementos para caracterizarla.


En tal sentido, el análisis se basa en la conceptualización de criterios definitorios de la profesión habitual del sujeto a la luz de:


  1. Periodicidad, real o potencial


La posibilidad de reproducción del ingreso debe apreciarse en su relación ya sea con el destino de la cosa o con la profesión de la persona, que son sus fuentes productoras.


En tal sentido, constituye rédito aquel beneficio que corresponda al fin a que se destina el bien que lo originó, o que deriva de la actividad habitual del contribuyente, sin que tenga significación alguna la frecuencia efectiva de ese ingreso.


Del destino del bien o de la profesión de la persona puede inferirse la existencia de una fuente productora y no del bien o de la persona en sí mismos. Una u otra, destino del bien o de la profesión, dependen de una decisión humana sujeta a valoración en cada caso con el fin de determinar si existe beneficio económico imponible.


Es el caso, por ejemplo, de un abogado que obtiene en un plazo de 10 años un único ingreso por honorarios por el asesoramiento a una persona en un juicio de divorcio. Esta renta está gravada dado que proviene de su actividad profesional, que puede potencialmente ser ejercitada en forma recurrente.


Por otra parte, para el caso de una persona que posee un inmueble destinado a locación, el hecho de que obtenga rentas durante un mes en el plazo de cinco años no hace perder la periodicidad y la renta resulta alcanzada por el impuesto.


  1. Frecuencia de las operaciones


Deberá evaluarse que las operaciones no se produzcan de manera accidental, sino que se repitan periódicamente de manera que el contribuyente haga de ellas su actividad habitual.



  1. Importancia y relación con el giro


Cuando los ingresos obtenidos provienen de actividades complementarias de la actividad principal o son una extensión razonable de la misma, corresponderá incluir a tales ingresos dentro del objeto del impuesto, cualquiera sea el monto de los mismos.


Un ejemplo en tal sentido, fue la definición que realizó la jurisprudencia sobre los porcentajes que cobran los futbolistas por las transferencias a otros clubes en el sentido de corresponder su sujeción al gravamen.12


En un caso similar13, otra sala del mismo tribunal, consideró que la indemnización por el distracto de un contrato percibida por un contribuyente se encuentra gravada por el impuesto a las ganancias dado que dicha suma importa una ganancia imponible proveniente de su trabajo personal y no la recuperación de un capital.


  1. Propósito de lucro


Al respecto hay que analizar si la operación bajo análisis tiene ánimo de lucro, en cuyo caso, aunque la operación no provenga del desarrollo de la profesión habitual del contribuyente, estará sujeta al gravamen.



        1. Permanencia de la fuente


La permanencia de la fuente productora implica la existencia de una fuente de renta que la produzca y subsista luego de obtenerla.


Supongamos el caso de una persona física que tiene un inmueble destinado a locación que le produce una renta del suelo gravada por el artículo 41 inciso a) de la ley.


Si el sujeto vende el inmueble extingue la fuente productora de renta, por lo que al no cumplirse el requisito de mantenimiento de la fuente, implica la no sujeción a impuesto por el importe de la plusvalía obtenida.



        1. ^ Habilitación de la fuente


La habilitación (o explotación de la fuente) determina la necesidad de la existencia de una actividad productora que habilite o explote la fuente, o sea una actividad humana que haga fluir el beneficio.


Tal como opina García Belsunce14 en este último requisito juega un rol importante el ánimo personal de quien es titular de la fuente.


En tal sentido, podemos afirmar que todo bien de capital o de consumo duradero puede dar lugar en cualquier momento a una riqueza material, subsistir y estar en condiciones de volver a hacerlo.


Pero si no existe el propósito de habilitar la fuente a tal fin, no se considera que existe beneficio económico gravable.


La exigencia de habilitación de la fuente es más notoria cuando ésta está constituida por una actividad humana.


El hombre mantiene su capacidad físico - intelectual al margen de la riqueza material nueva de ella resultante por lo que sólo se considerará beneficio económico gravable cuando la habilite a ese fin.


Supongamos el caso de un odontólogo cuya ocupación habitual sea el ejercicio de odontología en forma independiente y que ocasionalmente cobra una comisión por haber intermediado en una operación de venta de un inmueble.


La riqueza material nueva existe en este caso, la fuente no se ha extinguido al producirla ya que el odontólogo puede seguir realizando operaciones de intermediación inmobiliaria, pero falta el ánimo de habilitar el esfuerzo personal en forma durable y no transitoria de la actividad de intermediación.


En un fallo ya citado15, el Tribunal Fiscal entendió que por explotación de la fuente debe entenderse al acto volitivo por el cual el hombre decide utilizar su actividad laboral o su inteligencia en la producción de bienes o servicios, con subsistencia de la fuente productora.



          1. ^ Las obligaciones de no hacer


Las rentas provenientes de las sumas percibidas en pago de obligaciones de no hacer o por el abandono o el no ejercicio de una actividad, en principio quedan fuera del alcance del gravamen por no haber exteriorización del trabajo humano para producirlas.


Sin embargo, por estar estas últimas rentas enumeradas por el artículo 45 inciso f) de la ley, se encuentran alcanzadas por el gravamen.


Por lo expuesto, podemos apreciar la relevancia del párrafo inicial del artículo 2º de la ley, al que ya nos hemos referido precedentemente, en el sentido de que si un tipo de renta se encuentra incluida en una determinada categoría estará alcanzada para el perceptor no obstante no cumplir con los requisitos del artículo 2º apartado 1º de la ley.



    1. ^ Sociedades, empresas y explotaciones unipersonales


Las sociedades, empresas y explotaciones unipersonales liquidan el gravamen de acuerdo con la Teoría del Balance, considerando renta gravada todo beneficio o ingreso que pone de manifiesto un acrecentamiento de capital o un aumento de riqueza para gastos en consumo.


La diferencia existente entre el patrimonio al inicio y al finalizar el ejercicio económico fiscal más los consumos del período, manifiesta la existencia de una renta sin importar la naturaleza de los beneficios o ingresos que han llevado a formarla.


La ley supone que el sujeto empresa o sociedad es potencialmente capaz de obtener y reproducir cualquier tipo de renta bajo la idea de la existencia de una fuente generadora de renta permanente, y por ende considera gravados todos sus resultados.


Un muy interesante fallo de la Corte Suprema de Justicia16, dentro del ámbito del Impuesto a los Réditos, pero que consideramos oportuno citar para definir el concepto de habitualidad para los sujetos empresa, fijó posición sobre el tratamiento que tiene para éstos la transferencia de bienes muebles e inmuebles.


En dicha oportunidad, el máximo tribunal confirmó la posición de la Sala B del Tribunal Fiscal de la Nación, que había sido anteriormente revocada por la Sala Nº 3 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, en el sentido de su gravabilidad.


En este sentido, la Corte afirmó que:


...La ganancia que, para otros sujetos, se considera derivada de la realización de un capital, y que por lo tanto por aplicación de la primera parte del párrafo 1º del artículo 3º, queda excluida del ámbito de imposición, constituye, para los contribuyentes a los que alude la segunda parte, un rédito gravado, toda vez que por el modo habitual con que efectúan las operaciones en cuestión, la ley prescinde de la permanencia de la fuente productora inmediata, o aun la considera conformada por la empresa que aquéllos constituyen...”.


La definición del tratamiento legal para las empresas, definido en el 2º apartado del artículo 2º, admite “ciertas excepciones”.


Tales excepciones están referidas a las sociedades, empresas o explotaciones unipersonales que realicen las actividades definidas en el artículo 79 incisos f) y g).


Estos sujetos liquidarán el impuesto de acuerdo con las previsiones del artículo 2º apartado 1º del texto legal, (teoría de la fuente) siempre y cuando sus actividades no estén complementadas con una explotación comercial.


Las actividades mencionadas son las siguientes:



  • Art. 79 inciso f): El ejercicio de profesiones liberales u oficios y de funciones de albacea, síndico, mandatario, gestor de negocios, director de sociedades anónimas, fideicomisario y los beneficios obtenidos por los socios administradores de las sociedades de responsabilidad limitada, en comandita simple y en comandita por acciones.




  • Art. 79 inciso g): Los derivados de las actividades de corredor, viajante de comercio y despachante de aduana.



En tal sentido, podemos mencionar como ejemplo el caso de un odontólogo que ejerce su actividad profesional complementándola con una clínica odontológica (explotación comercial), y bajo este supuesto liquidará el impuesto de acuerdo a la Teoría del Balance, mientras que si ejerciera su actividad profesional en forma independiente en su consultorio particular declararía entonces bajo las previsiones de la Teoría de la Fuente.



Importante

El análisis del alcance del concepto empresa para los mencionados sujetos se realizará en el capítulo que sobre el tema hemos incluido en esta obra



El artículo 2º apartado 2º de la ley, define como rentas gravadas a los rendimientos, rentas, beneficios o enriquecimientos que cumplan o no las condiciones del apartado 1º, obtenidos por:


  • Los responsables incluidos en el artículo 69

  • Las demás sociedades o de empresas o explotaciones unipersonales

  • Demás sociedades o de empresas o explotaciones unipersonales salvo que, no tratándose de los contribuyentes comprendidos en el artículo 69, se desarrollaran actividades indicadas en los incisos f) y g) del artículo 79 y las mismas no se complementaran con una explotación comercial, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en el apartado 1º.



    1. ^ Resumen de los conceptos analizados


De los conceptos vertidos hasta este momento podemos concluir que son ganancias gravadas por el impuesto a las ganancias:



^ DEFINICIÓN DE RENTA

TEORIA

APLICABLE

APLICABLE A


Los rendimientos, rentas o enriquecimientos


  • susceptibles de una periodicidad

  • que implique la permanencia de la fuente que los produce y

  • su habilitación




TEORIA


DE LA


FUENTE

  • Personas físicas




  • Sucesiones indivisas




  • Sociedades, empresas o explotaciones unipersonales, que, no tratándose de los contribuyentes comprendidos en el artículo 69 de la ley, desarrollaran actividades indicadas en los incisos f) y g) del artículo 79 y las mismas no se complementaran con una explotación comercial.

  • Los rendimientos, rentas, beneficios o enriquecimientos, cumplan o no con los requisitos de periodicidad, permanencia de la fuente y habilitación.

TEORIA


DEL


BALANCE

  • Responsables incluidos en el artículo 69 de la ley.




  • Todos los que deriven de las demás sociedades, empresas o explotaciones unipersonales, salvo que no tratándose de los contribuyentes comprendidos en el artículo 69, se desarrollaran actividades indicadas en los incisos f) y g) del artículo 79 y las mismas se complementaran con una explotación comercial.






    1. ^ Ganancias por la venta de bienes muebles amortizables


El artículo 2º apartado 3º de la ley define finalmente que están alcanzados “Los resultados obtenidos por la enajenación de bienes muebles cualquiera fuera el sujeto que las obtenga.”


La expresión “cualquiera fuera el sujeto que las obtenga”, es innecesaria para los sujetos en los cuales rige la Teoría del Balance, no así para los que rige la Teoría de la Fuente. Para los primeros tales resultados están gravados aunque no se realicen habitualmente.


Los bienes muebles amortizables, son aquellos bienes muebles que el contribuyente tiene afectados a la obtención de renta gravada. En este sentido se expidió el Tribunal Fiscal en la causa Mazzuchelli E17.


Supongamos el caso de un arquitecto que vende una computadora que tiene afectada a su actividad profesional. La renta obtenida por esta operación se encuentra alcanzada por el impuesto.



    1. ^ Resultados obtenidos por la venta de acciones, títulos, bonos y demás titulos valores


Es importante puntualizar que el apartado 3º del artículo 2º del texto legal fue modificado por la ley 25.41418, la que resulta oportuno recordar, otorgaba amplios poderes al Poder Ejecutivo Nacional en materia legislativa.


En su artículo 7º, dicha ley incorporó dentro del ámbito de imposición del impuesto a las ganancias, “ los resultados obtenidos por la venta de acciones, títulos, bonos y demás títulos valores, cualquiera fuera el sujeto que las obtenga.”


Al no poseer vigencia expresa, por aplicación del artículo 2º del Código Civil, la Ley 25.414 entró en vigor a partir de los 8 días corridos contados desde la publicación de la norma, es decir a partir del 8/4/2001. No obstante lo expuesto, por ser éste un impuesto de ejercicio, la vigencia de la reforma es aplicable a todo el período fiscal 2001.


Esta ley modificó también el alcance del artículo 20 inciso w) del texto legal, referido a las exenciones, pasando a estar alcanzados por estas rentas, los sujetos enumerados en el artículo 49 inciso c) de ley, o sea los comisionistas, rematadores, consignatarios y demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría.



      1. ^ Modificación introducida por el Decreto 493/01


El Decreto 493/0119 introdujo, dentro del marco de los amplios poderes otorgados por la ley 25.414, una nueva modificación a la Ley de Impuesto a las Ganancias en relación con la sujeción a impuesto de la renta obtenida por la venta de acciones, títulos, bonos y demás títulos valores.


En tal sentido el artículo 3º inciso b) del mencionado decreto modificó el artículo 20 inciso w) de la ley, en lo que respecta a la exención allí planteada, resultando de esta modificación que las personas físicas y sucesiones indivisas, residentes en el país, que obtengan rentas por ventas de acciones que no coticen en bolsas o mercados de valores, pasaron a estar alcanzadas por el impuesto.


Por otro lado, a partir de esta modificación, se consideraron obtenidos por personas físicas residentes en el país dichos resultados cuando fueran obtenidos por sociedades constituídas en paraísos fiscales.


El artículo 3º del mencionado decreto modificó además los siguientes artículos del texto legal:


  1. El inciso a) modificó el artículo 19 de la ley, referido a quebrantos, en su quinto párrafo, el que quedó redactado de la siguiente manera:


No obstante lo dispuesto en los párrafos precedentes, los quebrantos provenientes de la enajenación de acciones, cuotas o participaciones sociales -incluidas las cuotas partes de los fondos comunes de inversión- de los sujetos, sociedades y empresas a que se refiere el artículo 49 en sus incisos a), b) y c) y en su último párrafo, sólo podrán imputarse contra las utilidades netas resultantes de la enajenación de dichos bienes. Idéntica limitación será de aplicación para las personas físicas y sucesiones indivisas, respecto de los quebrantos provenientes de la enajenación de acciones."


  1. El inciso c), incorporó el inciso k) al artículo 45 de la ley, ampliando el alcance de las rentas de segunda categoría de la siguiente manera:


k) Los resultados provenientes de la compraventa, cambio, permuta o disposición de acciones”.


  1. El inciso d) incorporó a continuación del artículo 48 del texto legal lo siguiente:


"ARTICULO… En el caso de compraventa, cambio, permuta o disposición de acciones, la ganancia bruta se determinará aplicando en lo que resulte pertinente, las disposiciones del artículo 61".


  1. Finalmente el inciso e) modificó el artículo 90 de la ley incorporando como segundo y tercer párrafos los siguientes:


"Cuando la determinación de la ganancia neta de los sujetos comprendidos en este artículo, incluya resultados provenientes de operaciones de compraventa, cambio, permuta o disposición de acciones, por las cuales pudiera acreditarse una permanencia en el patrimonio no inferior a doce (12) meses, los mismos quedarán alcanzados por el impuesto hasta el límite del incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de dichas rentas, que resulte de aplicar sobre las mismas la alícuota del quince por ciento (15 %)."


"Cuando los resultados de las operaciones mencionadas en el párrafo anterior, cualquiera sea el plazo de permanencia de los títulos en el patrimonio de que se trate, sean obtenidos por los sujetos comprendidos en el segundo párrafo del inciso w), del primer párrafo del artículo 20, no obstante ser considerados a estos efectos como obtenidos por personas físicas residentes en el país, quedarán alcanzados por las disposiciones contenidas en el inciso g) del artículo 93 y en el segundo párrafo del mismo artículo."



        1. ^ Vigencia de las modificaciones


Las modificaciones resultaron aplicables, de acuerdo con el inciso c) del artículo 4º del decreto, para el año fiscal en curso a la fecha de publicación del decreto, es decir para el período fiscal 2001.


La poco feliz redacción de este artículo, que seguramente no indica la real intención del legislador, (en este caso la del Poder Ejecutivo Nacional), limita el alcance de la norma al período fiscal 2001.


Evidentemente debió decir “desde el año fiscal en curso a la fecha de publicación del decreto”.


Veremos a continuación las implicancias que trae aprejado este error de redacción.

En los casos previstos en el inciso e) del Decreto 493/01, en lo relativo a los pagos a realizar a las sociedades off shore por ventas de acciones gravadas, la retención del 17,50% sólo fue de aplicación para los pagos que se efectuaron a partir del 30/4/2001.


      1. ^

        Modificación introducida por la ley 25.556




  1   2   3

Add document to your blog or website
Реклама:

Similar:

Objeto del impuesto iconObjeto del impuesto

Objeto del impuesto iconImpuesto sobre los activos o renta mínima presunta

Objeto del impuesto iconImpuesto sobre los activos o renta mínima presunta

Objeto del impuesto iconEjercicio nº 1 objeto

Objeto del impuesto iconEjercicio nº 1 objeto

Objeto del impuesto iconEjercicio nº 1 objeto

Objeto del impuesto iconI – Objeto del Contrato de Trabajo

Objeto del impuesto icon1 Ready -made : objeto cotidiano que por el hecho de ser expuesto se convierte,según Marcel Duchamp, en obra de arte

Place this button on your site:
Documents


Creative Commons Attribution Share-Alike 3.0 License ©on.docdat.com 2000-2013

send message
Documents